En verano ¿lentillas o gafas? Pros y contras

mejores gafas sol
¿Cómo elegir las mejores gafas de sol?
14/08/2019
limpiar gafas sol
¿Sabes cómo cuidar tus gafas de sol?
27/08/2019

Para gustos los colores y como en casi todos los aspectos de la vida, elegir entre lentillas o gafas durante el verano es una elección muy personal.

Aún quedan muchos días para disfrutar de la playa y la piscina, así que vamos a darte algunos consejos para que conozcas los pros y contras a la hora de elegir este verano: lentillas o gafas.

Una de las características de esta época del año es la necesidad de llevar el mínimo de «trastos» encima, por eso las lentillas pueden convertirse en la mejor opción, si no queremos que, en algún despiste, se nos olviden las gafas en el chiringuito.

Sin embargo, si el uso de lentillas no es habitual, las gafas son una apuesta segura. Pero veamos cuáles son las principales ventajas de las lentillas y de las gafas para que puedas elegir la opción más beneficiosa para ti.

Lentillas, ¿mayores facilidades?

Como decíamos antes, las lentillas durante el verano, están especialmente indicadas para las personas que, durante el resto del año, están habituadas a utilizarlas. Su comodidad es mucho mayor si lo que buscamos es salir de casa sin tener que cargar con el estuche de las gafas todo el día.

Otra de las grandes ventajas de las lentillas es que, podemos utilizarlas desechables, así no tendremos que llevar a cabo el «ritual» de limpieza que necesitan las convencionales para mantener en perfecto estado la salud de nuestros ojos.

Si no vamos a parar mucho en caso, como es lo más lógico en esta época del año, las lentillas desechables pueden convertirse en la solución perfecta.

Pero no se trata únicamente de comodidad, de este modo también podemos evitar las posibles infecciones provocadas por su uso continuado.

¿Y si prefiero usar gafas?

No debemos olvidar, como hemos comentado en anteriores posts, que hay que tener en cuenta la enorme exposición al sol que tenemos durante el verano y todos los problemas que se derivan de la radiación solar.

Cualquier precaución es poca. Si contamos con unas gafas graduadas por una óptica o distribuidor profesional nuestra salud ocular podrá mantenerse siempre al máximo nivel.

Pero no solo importan las cuestiones en relación a la salud, si no se usan lentes de contacto durante el resto del año, es probable que cueste un poco al principio acostumbrarse a ellas.

Si además necesitamos llevar las gafas de forma constante, es importante hacer uso de gafas de sol graduadas, sin duda, el remedio más que efectivo para pasar un día de vacaciones sin preocuparnos de más. Aunque es cierto que ocuparán más en nuestros bolsos y mochilas, nos protegerán del sol y podremos hacer una vida normal, viendo, a la perfección, cada uno de los rincones de los que estamos disfrutando en nuestro retiro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.