Los alimentos que cuidan la salud del oído

miodesopsias
¿Qué son las miodesopsias o «moscas volantes»?
08/04/2021

Además de evitar ruidos de alta intensidad y tener una higiene adecuada, las vitaminas con las que cuentan algunos alimentos pueden resultar muy beneficiosas para la salud del oído.

Llevar una dieta equilibrada nos protege de enfermedades y nos ayuda a que nuestra vida sea más saludable pero, también a que nuestros oídos disfruten de una buena salud auditiva.

A veces olvidamos que cuidarnos por dentro, repercute de manera directa a la manera en la que después nos encontramos por fuera. Por eso es tan importante mantener una alimentación rica en vitaminas para que podamos mantener una calidad de vida durante el mayor tiempo posible y, por tanto, también nuestra salud auditiva.

La alimentación es la base de la salud del oído

Si queremos mantener una buena audición debemos cuidar nuestra dieta y, por supuesto, efectuar revisiones relacionadas con la salud del oído.

Es habitual que, por ejemplo, consumamos alimentos buenos para la memoria, incluso otros que refuerzan la vista. Pero, ¿sabemos qué alimentos ayudan a fortalecer nuestro sistema auditivo? La escasez en nuestra alimentación de algunas vitaminas puede generar infecciones de oído, no importa si somos adultos o niños, incluso provocar que surjan enfermedades severas en el oído a largo plazo. Incluso, la el consumo de otros favorece la prevención de los casos de pérdida auditiva.

Vamos a hacer un repaso por las vitaminas que protegen nuestro oído interno y mantienen nuestra salud auditiva en buen estado:

La Vitamina A

Está presente en verduras de hojas verdes, hortalizas, verduras como el pimiento rojo, el pimentón y otros alimentos como la calabaza o el melón.

Alimentos ricos en Vitamina C

Todos sabemos que la Vitamina C es el gran aliado frente a los resfriados, pero también lo es para la salud de nuestro oído. La Vitamina C la encontramos en frutas como el kiwi, naranjas, tomates y fresas o verduras tan «impopulares» como el brócoli o las coles de Bruselas.

El ácido fólico

Se trata de un tipo de Vitamina B que hace que nuestro cuerpo fabrique glóbulos rojos en sangre. Los cereales y las legumbres también resultan muy recomendables para mantener la capacidad auditiva.

La Vitamina E

Esta vitamina podemos encontrarla en verduras como las acelgas y otros alimentos de alto efecto antioxidante como el aguacate y los frutos secos.

Alimentos con zinc

El zinc es el encargado de fortalecer las defensas de nuestro organismo y retardan la aparición de la pérdida auditiva. Las ciruelas (no importa si son pasas o frescas) o el chocolate negro mejoran nuestra capacidad auditiva.

El ajo previene la infección

Este alimento se encarga de fortalecer el sistema inmunológico. También cuenta con propiedades antiinflamatorias y combate las infecciones de oído.

Carotenoides beta-caroteno y beta-criptoxantina

Estos alimentos tienen un alto contenido en Omega 3, también tienen propiedades antiinflamatorias pero, además fortalecen los vasos sanguíneos en la parte del oído interno. Se encuentran en la calabaza, zanahorias, naranjas entre otras frutas y verduras.

No quiere decir que tomar estos alimentos provoquen el milagro de no sufrir ningún problema auditivo, pero si cuidamos la alimentación, tendremos muchas menos posibilidades de padecerlos.

La importancia de las revisiones auditivas

Del mismo modo que muchos alimentos protegen nuestra salud auditiva, también hay otros que pueden perjudicarla, especialmente si sufrimos acúfenos.

Son los mismos que nos recomiendan evitar, para mantener una alimentación saludable: la sal, las grasas saturadas, hidratos de carbono refinados, etc. La reducción en su consumo nos permite aminorar los efectos de los zumbidos en el oído.

Y recuerda, acude a revisiones habitualmente o si percibes cualquier cambio en tu audición porque, cuanto antes se haga un diagnóstico, más sencilla será la solución al problema.

Comments are closed.