Lentes de contacto para niños

lentes nocturnas
Ortoqueratología, las lentes de contacto nocturnas
21/11/2019
salud visual
Videojuegos, el gran enemigo de la salud visual
03/12/2019

Una de las dudas más habituales de los papás a la hora de cuidar la salud visual de los niños, es a partir de qué edad pueden comenzar a utilizar lentes de contacto. Hoy queremos aclarar todas esas dudas.

Es probable que, si tienes hijos y estos usan gafas, te hayas planteado alguna vez si es posible el uso de lentes de contacto en niños. Sobre todo, si los más peques de la casa realizan alguna actividad deportiva o simplemente porque no se sienten cómodos utilizando gafas.

En los últimos años se ha desmentido un mito muy común que hacía creer que, las lentillas, interferían de forma negativa en el desarrollo del ojo de los niños.

Los niños no tienen por qué sufrir ningún tipo de riesgo a la hora de hacer uso de las lentes de contacto. Aunque, del mismo modo que sucede con las gafas, sí que requieren un cuidado especial.

Así que quizá, el verdadero problema es plantearse si tu hijo es lo suficientemente responsable para cuidarlas. Es importante que entiendan que deben lavarse las manos al ponérselas y quitárselas, no perderlas, utilizar adecuadamente el líquido para mantenerlas en un estado óptimo, etc.

Con las lentes de contacto para niños, estos se encontrarán mucho más libres

Si estás seguro de que aún no es lo suficientemente responsable, habrá que esperar antes de realizar el cambio. Y es que el problema no resulta solo en cuanto a la inversión en las lentillas, un mal uso puede provocar infecciones si no se tiene la higiene adecuada.

Si finalmente te decides por el cambio, es importante tener algo de paciencia y sobre todo estar pendiente de los peques de la casa. Es probable que los primeros días no sepa qué hacer con ellas y requerirá de la ayuda de los papás para hacer un buen uso de ellas. El apoyo y la confianza les llevará rápidamente a incluir esta novedad en sus rutinas.

Las lentes de contacto son una maravillosa alternativa a las gafas, ya que les aportará mucha más libertad sin el miedo a que se les rompan los cristales mientras juegan o hacen deporte.

Además, el uso de lentillas, mejoran la visión periférica, porque el ojo llega correctamente a los laterales, lo que, por desgracia, no sucede con las gafas.

Muchos niños además sufren una baja autoestima con el uso de las gafas, y el uso de las lentes de contactos pueden acabar con este problema.

En Óptica Gasteiz, contamos con la mejor selección de lentes de contacto y estaremos encantados de asesorarte en este cambio. Acércate con tus hijos y os guiaremos en el inicio de este proceso, dándoles los mejores consejos para que poco a poco se adapten a su uso y se conviertan en auténticos expertos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.