No veo de cerca, ¿presbicia o astigmatismo?

salud auditiva
Audiometría, cuándo y por qué realizarla
19/09/2019
lentes progresivas
¿Gafas progresivas o gafas monofocales?
09/10/2019

La mayoría de las personas se resisten a reconocer que van perdiendo la vista, especialmente si esta es de cerca. La capacidad de estirar el brazo para alejarse las cosas que quieren leer o ver con mayor precisión, suele determinar hasta qué punto se ha deteriorado.

Y es en ese momento cuando se pronuncia la frase: «No veo de cerca». Los signos más comunes son la visión borrosa cuando nos sentamos frente al ordenador, dificultades para enfocar cosas que tenemos cerca, y como decíamos antes, alejar las cosas hasta conseguir vislumbrar qué es lo que pone o de qué se trata. Ha llegado el momento de preguntarse: ¿presbicia o astigmatismo?

En primer lugar, acudir a una revisión oftalmológica, porque, aunque normalmente se trata de un problema de hipermetropía también puede ser presbicia (vista cansada), dos patologías que cuentan con síntomas muy similares pero que son errores refractivos totalmente diferentes.

En el caso de la presbicia su aparición es cada vez más frecuente, motivada, sobre todo, por el uso de pantallas (móviles, tablets, ordenadores), forzando en exceso los ojos y con las consecuencias de un empeoramiento notable de la vista.

¿Presbicia o astigmatismo?

Algunos de los síntomas compartidos por la hipermetropía y la presbicia son: dolor de cabeza, picor de ojos, fatiga visual y dificultad para enfocar objetos próximos. Sin embargo, también existen otras señales que las diferencian. La presbicia suele asociarse al envejecimiento, mientras que la hipermetropía se puede dar en niños o adolescentes y, con el paso de los años, provocar otras anomalías de reflexión que aquejen a la visión a media y larga distancia, lo que no suele producirse en pacientes con la vista cansada.

La mejor manera de conocer cuál es el problema exacto que tenemos es acudir a revisiones oftalmológicas anuales y prevenir estas patologías oculares evitando que se conviertan en un grave problema.

Siempre que se perciba cualquiera de estos síntomas, sin importar la edad, debe acudirse a la óptica de confianza para que hacer una valoración sobre lo que está sucediendo.

En Óptica Gasteiz disponemos de todo tipo de lentes para ayudarte con tus problemas de presbicia o de hipermetropía. Nuestros expertos te asesorarán para que encuentres las gafas o las lentillas que mejor se adaptan a ti. ¡Acércate a visitarnos, queremos mejorar la manera en la que ves la vida!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.