Higiene de las lentes de contacto

colirio
Síndrome del ojo seco, aprende a usar el colirio
29/12/2019
memoria visual
Mejorar la percepción y la memoria visual de los niños jugando
16/01/2020

Es importante mantener una salud visual correcta y para ello, además de realizar periódicas de nuestra vista, es importante adquirir lentes de contacto en ópticas de confianza y, sobre todo, mantener un buen uso de las mismas.

El colegio de Ópticos-optometristas hacen una recomendación clara: hay que extremar la higiene de las lentes de contacto.

Su limpieza y mantenimiento es mucho más relevante de lo que imaginamos. Y es que las consecuencias de una mala higiene pueden provocar la aparición de un gran número de complicaciones visuales. «Las lentes de contacto no provocan infecciones por sí mismas, pero un mal cuidado o una incorrecta limpieza podría causarlas», asegura el decano del Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas de España, Juan Carlos Martínez Moral que, además, considera que «un uso inadecuado provocará de inicio sintomatología de incomodidad, incluso una disminución de la calidad visual, un riesgo que también aparece por el empleo de agua del grifo para el aclarado».

Lo primero que debemos tener en cuenta es la conservación de las lentillas de un modo conveniente. Por eso es tan importante no adquirir estos productos en canales no autorizados sino en ópticas legalmente autorizadas para su venta. «Cada vez que un óptico-optometrista ve tus ojos, está realizando un chequeo de salud para detectar deficiencias y necesidades de tu sistema visual, algo que otros establecimientos no te pueden ofrecer», precisa Juan Carlos Martínez Moral.

Mantén siempre la higiene de tus lentes de contacto

El protocolo de empleo y cuidado más adecuado para un buen uso de las lentes de contacto es sencillo: retirarlas cuando los ojos estén especialmente irritados y no utilizarlas más tiempo del estrictamente recomendado, sino alternarlas con el uso de gafas. Además, hay que limpiarlas con cuidado de forma periódica, lavarse las manos con agua y jabón, y secarlas con una toalla que deje pelusas.

Para evitar infecciones y mantener las lentillas en perfecto estado os ofrecemos algunos consejos:

  • A la hora de manejar las lentes de contacto, hazlo siempre con las manos limpias para que no se ensucien.
  • La higiene del estuche también debe estar siempre limpio y has de cambiar la solución desinfectante que te haya recomendado tu óptico, diariamente.
  • No duermas nunca con ellas (a excepción de que las que utilices, sean lentes de contacto permeables diseñadas para el uso nocturno), podría resecarse el ojo y provocar inconvenientes.
  • Evita que el maquillaje entre en el ojo y ensucie la lente de contacto.
  • Si te molestan, no las toques con las manos sucias y cerciórate de que te las has colocado correctamente.
  • No uses nunca lentillas caducadas, revisa bien el envase.
  • Nunca compartas tus lentes de contacto con nadie, podrías estar expuesto a la transmisión de infecciones.
  • A la hora de lavarlas o manipularlas no utilices saliva, remedios caseros o agua del grifo para sustituir el líquido recomendado para su uso.

Si tienes alguna duda o estás pensando en comenzar a utilizar lentes de contacto, no dudes y acércate por Óptica Gasteiz, estaremos encantados de resolver cualquier inquietud y asesorarte de manera personalizada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.